Infección por hongos en las uñas

Una infección por hongos en las uñas, o la onicomicosis, afecta el material duro (queratina) que compone las uñas. Estas infecciones pueden afectar de forma parcial o total, incluyendo la placa, el lecho y la raíz de la misma. La infección se desarrolla lentamente y causa la decoloración, engrosamiento y deformación de la uña. Se presenta con mayor frecuencia en las uñas de los pies que en las manos.

Los signos y síntomas de una infección por hongos en las uñas

hongos unasEl signo más común de una infección por hongos en las uñas es el engrosamiento y la decoloración. La uña puede volverse de color blanco, negro, amarillo o verde. Por lo general no se siente ningún dolor al principio, pero la apariencia suele ser muy desagradable. En la mayoría de los casos, la onicomicosis no causará mayores complicaciones. Sin embargo, se conoce que en casos raros puede llegar a causar dolor y molestias si no se trata.

¿Qué causa una infección por hongos en las uñas?

La mayoría de las infecciones por hongos en las uñas son causadas por hongos dermatofitos, que también causan el pie de atleta. Como ya se ha mencionado antes, el pie de atleta es una infección por hongos que afecta la piel entre los dedos de los pies y que se puede propagar fácilmente a las uñas. Ocasionalmente una infección de este tipo puede ser causada por otros tipos de hongos, como la Candida albicans.

Varios factores aumentan el riesgo de desarrollar una infección fúngica en las uñas. Por ejemplo:

  • el uso de zapatos que causan calentamiento y sudoración en los pies
  • estar en un ambiente húmedo
  • sufrir un daño ocasional en una uña o la piel cercana
  • condiciones de salud como la diabetes o la psoriasis

El tratamiento de una infección por hongos en las uñas

Para una infección leve por hongos en las uñas no siempre es necesario seguir un tratamiento. Su médico de cabecera puede indicar un recorte de la uña para examinar las muestras y descubrir la causa exacta de la infección, descartando otras condiciones.

Una vez identificado el agente infeccioso, se pueden poner en marcha ciertos tratamientos. Téngase en cuenta que algunos tratamientos pueden tomar varios meses para mostrar resultados. Los medicamentos antifúngicos incluyen comprimidos antifúngicos, cremas, ungüentos y lociones para pintar las uñas.

Las tabletas suelen ser eficaces, pero pueden causar efectos secundarios. Esto se debe discutir con el médico antes de decidir qué tratamiento usar. En casos muy graves o dolorosos se puede recomendar la cirugía para retirar la uña. El tratamiento con láser, donde se usa un láser de alta energía para destruir el hongo, es también una buena opción. Sin embargo esto suele ser costoso y quizás no esté al alcance de todos. Durante y después del tratamiento es importante cuidarse las uñas adecuadamente y practicar una buena higiene en los pies para evitar que la infección reaparezca.

 Medicación

La medicación puede ser el tratamiento recomendable si la infección por hongos en las uñas es más grave. Los medicamentos antimicóticos, tales como tabletas y pinturas de uñas, suelen ser los dos tratamientos principales en estos casos. El médico o farmacéutico podrá aconsejar al paciente acerca del tratamiento más adecuado. La apariencia de su uña puede no volver a la normalidad después que la infección haya desaparecido.

tratamientosTabletas antimicóticas

Tomar medicamentos antifúngicos en forma de tabletas significa que el tratamiento llega a la uña a través del torrente sanguíneo. La terbinafina y el itraconazol son los dos medicamentos más comúnmente recetados para tratar infecciones por hongos en las uñas; pueden ser muy eficaces. Sin embargo puede que la persona tenga que tomar los comprimidos durante varios meses para asegurarse de que la infección desaparezca por completo. Si se deja de tomar el medicamento antes de tiempo la infección puede regresar.

Una ventaja de utilizar tabletas antifúngicas es que también atacan al mismo tiempo a las infecciones micóticas asociadas en la piel, como el pie de atleta. Los efectos secundarios de los comprimidos antifúngicos pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Picazón
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Náuseas
  • Diarrea

Pintura de uñas antifúngica

Si el paciente prefiere no tomar los comprimidos antifúngicos, su médico puede sugerir la aplicación de una pintura de uñas antifúngica en primer lugar. Este tratamiento no se considera tan eficaz como las tabletas ya que el producto debe actuar a través de la uña infectada, así que a menudo es difícil llegar a eliminar la infección en su totalidad. Una uña de la mano puede necesitar alrededor de seis meses de tratamiento, mientras que una uña del pie puede tomar hasta 12 meses.

Quiz: ¿Padeces de candidiasis?

Realiza este cuestionario y descubre cuán probable es que padezcas de una infección por hongos candida.
> Sí, quiero saber >

Extracción química de uñas

La placa de la uña anormalmente infectada se puede retirar usando una pasta que contiene 40% de urea (la urea es una sustancia química que se produce naturalmente en el cuerpo pero también puede ser producida fuera de este). La crema se aplica con cuidado en las uñas afectadas y se dejan cubiertas durante toda la noche. A continuación se enjuaga el producto en la mañana y se repite el proceso cada noche. Por lo general toma alrededor de dos semanas para disolver las placas de la uña.

La extracción química es un tratamiento indoloro que elimina gradualmente la superficie de la uña afectada y el hongo existente. Este tratamiento evita la ingesta de comprimidos durante varios meses y la cirugía, que puede ser dolorosa. Una vez que las placas de la uña se han disuelto, debe aplicarse una pintura antifúngica para uñas dos veces a la semana para evitar que ocurra una reinfección.

La cirugía y el tratamiento con láser

La cirugía para extirpar la uña infectada puede recomendarse si la infección es muy grave o dolorosa, así como en aquellos casos en lo que otros tratamientos han demostrado ser ineficaces.

Si la uña se extirpa quirúrgicamente, eventualmente debe crecer una nueva uña en su lugar. Sin embargo podría tomar un año o más para que la uña se regenere completamente. El tratamiento con láser es otra buena opción si se tiene una infección por hongos muy resistente. El láser emite altas dosis de energía, que son eficaces para destruir el hongo.

La investigación muestra que el tratamiento con láser es un procedimiento seguro y eficaz, con algunos estudios que reportan una tasa de éxito de hasta el 90% a los tres meses. A pesar de esto, hay pocas pruebas para demostrar que dicho tratamiento ofrece una cura a largo plazo, ya que la mayoría de los estudios sólo hacen un seguimiento de los pacientes durante un período corto de tiempo.

Cuidado durante el tratamiento de los hongos en las uñas

Durante el tratamiento, el paciente debería observar el nuevo crecimiento de la uña sana desde la base de su lecho ungueal. Esta es una señal de que el tratamiento está funcionando. La vieja uña infectada debe comenzar a crecer, por lo que debe ser cortada en el transcurso de unos pocos meses. Si no se observa el crecimiento de una nueva uña después de dos a tres semanas de tratamiento, es preciso consultarlo con el médico. El tratamiento debe continuar hasta que haya sido indicado, detenerlo demasiado pronto podría resultar en un retorno de la infección.

Consejos para el buen cuidado de los pies ante una infección

Hay algunos consejos que podemos tener en cuenta para mantener a raya una infección durante y después del tratamiento. Estas se enumeran a continuación:

  • Mantener los pies frescos y secos, usando zapatos y calcetines que permitan la ventilación de los pies.
  • Usar calcetines limpios de algodón.
  • Tratar el pie de atleta con medicamentos antimicóticos tan pronto como sea posible para evitar que la infección se propague a las uñas.
  • Cortar las uñas para mantenerlas sanas.
  • Utilizar cortauñas o tijeras diferentes para cortar la uña infectada y evitar transmitir la infección a otras uñas sanas.
  • Usar zapatos que queden bien, sin tacones muy altos o formas demasiado estrechas.
  • Mantener una buena higiene en los pies.
  • Usar zapatos de baño limpios al entrar en una ducha comunal.
  • Considerar la visita a un podólogo si las uñas engrosadas causan molestias al caminar.
  • Considerar la sustitución de un calzado viejo, ya que podría estar contaminado con esporas de hongos.

Vea además:

7 Remedios caseros para los hongos en las uñas

1.- Vinagre. El vinagre contiene propiedades antifúngicas que matan el hongo. La naturaleza ácida de vinagre equilibra los niveles de pH de las uñas,  proporcionando alivio a la picazón y acelerando el proceso de curación.

2.- Aceite del árbol del té. Sus propiedades antifúngicas y antibacterianas hacen que este remedio casero para curar los hongos en las uñas, sea uno de los más utilizados.

3.- Aceite de coco. Además de contener propiedades antifúngicas, los ácidos grasos presentes en el aceite de coco se insertan en la capa de grasa de la membrana y destruye el hongo.

4.- Miel. Siendo antifúngico, la miel cura los hongos en las uñas por extraer las toxinas de la zona afectada, con el añadido que contiene peróxido de hidrógeno, que favorece la cura las heridas en la piel.

5.- Aceite de lavanda. Las propiedades antimicóticas del aceite de lavanda son eficaces en el tratamiento de casos leves de hongos en las uñas.

6.- Aceite de orégano. Este remedio casero para curar los hongos en las uñas, contiene propiedades antifúngicas que ayudan a matar el hongo que causa la infección.

7.- Aceite de naranja. El aceite de naranja contiene propiedades antimicóticas que matan el hongo y acelera el proceso de curación.

¿Sufres de infecciones por hongos crónicas? ¿Estás cansado de probar un tratamiento detrás del otro pero no ves grandes resultados? ¿Te sientes frustrado, la picazón, el ardor y el dolor han estado arruinando tu calidad de vida desde hace tiempo? Continúa en: Sistema para controlar y erradicar las Infecciones por hongos sistémicas sin medicamentos »

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “El ABC de las infecciones por hongos”, un libro de lectura IMPRESCINDIBLE para todas las personas aquejadas de infecciones por hongos y con el que serás capaz de:

  • Conocer los tipos de tratamientos y medicamentos disponibles para las infecciones por hongos.
  • Aprender a curar las infecciones por hongos con remedios caseros que !ya tienes!
  • Conocer la prueba casera para el Autodiagnóstico de las infecciones por hongos.
  • Aprender cómo eliminar las infecciones por hongos para siempre.