Paroniquia (Tipos, Causas, Fotos y Remedios)

paroniquiaParoniquia es el nombre para referirse a la inflamación en el pliegue de la uña; esta es la piel y el tejido blando que enmarca y apoya la uña. La causa del problema casi siempre es una infección, una lesión o una irritación. La paroniquia es tres veces más común en mujeres que en hombres. En ocasiones puede existir una condición subyacente en la piel, como el eczema, la psoriasis u otra condición médica como la diabetes o el VIH.

La paroniquia puede ser aguda cuando se desarrolla durante un par de horas, o crónica cuando dura más de seis semanas.

Paroniquia aguda

La paroniquia infecciosa aguda generalmente comienza después de una lesión menor en el pliegue de la uña, por ejemplo al morderse las uñas o durante la manicura. El área afectada se torna de color rojo, caliente, sensible e hinchada. Después se puede observar cómo se va formando una capa de pus alrededor de la uña, que puede terminar levantándola.
Esta condición a menudo es causada por la bacteria Staphylococcus aureus, aunque otros gérmenes también pueden estar involucrados. El tratamiento a seguir se basa en la aplicación de cremas o un curso de antibióticos. Si hay una gran cantidad de pus es posible que se realice un drenado quirúrgicamente.

A veces la paroniquia aguda es causada por el virus del herpes labial, en cuyo caso se le conoce como panadizo herpético. Si se sigue un tratamiento en la fase temprana, se puede lograr una recuperación en varios días, pero si no se trata o no responde al tratamiento inicial, puede convertirse en una condición a largo plazo, es decir pasa a la fase crónica.

Paroniquia crónica

La paroniquia crónica puede empezar de manera más gradual y suele ser más difícil de eliminar. Es más común en las personas que a menudo tienen sus manos en agua o en contacto con productos químicos, como limpiadores, camareros, personal de comedor o pescaderías.

Puede comenzar en el pliegue de una uña, pero puede afectar a varios dedos. Los pliegues de las uñas afectadas se inflaman, se enrojecen y pueden doler de vez en cuando, a menudo después de la exposición al agua. La superficie de la uña se vuelve gradualmente más gruesa y con salientes a medida que crece, pudiendo adquirir un color amarillo o verdoso.

Ante la paroniquia crónica, la piel es colonizada por una mezcla de levaduras y bacterias. Estos gérmenes crecen en la piel dañada previamente, sin necesidad de iniciar el daño por sí mismos. Para curar la paroniquia crónica, debe abordarse tanto el daño de la piel como la colonización de gérmenes.

El proceso de curación puede tomar meses e incluso puede necesitarse un año para que las uñas crezcan y vuelvan a la normalidad. Mantener las manos secas y cálidas, usar una loción emoliente y evitar morderse las uñas puede ayudar a evitar esta condición tan molesta. Es muy importante acudir al médico si la situación se torna grave. Dependiendo del tipo de paroniquia, puede necesitarse la prescripción de cremas y / o tabletas. En ocasiones el médico puede remitir al paciente hacia la consulta de un dermatólogo para realizar una mayor investigación de la enfermedad subyacente en la piel y algunas pruebas de alergia de contacto o para orientar un tratamiento más efectivo.

Quiz: ¿Padeces de candidiasis?

Realiza este cuestionario y descubre cuán probable es que padezcas de una infección por hongos candida.
> Sí, quiero saber >

Fotos/Imágenes de paroniquia

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¿Qué es la paroniquia congénita?

Se trata de un trastorno congénito de uñas con una herencia autosómica dominante, en la que desde el nacimiento se presentan uñas deformes e hipertróficas. Una secuela común de esta condición, es la aparición de hiperqueratosis en las zonas propensas a la fricción superficial en las extremidades inferiores; suele estar asociada con otros padecimientos como la disqueratosis corneal, cataratas y sordera. La paroniquia congénita tiene una prevalencia de géneros igualitaria; la constante presencia de uñas en forma de cuernos, tiene un impacto importante en la calidad de vida de quienes padecen la enfermedad y se ven obligados a realizar frecuentes escisiones para detener su crecimiento.

¿Qué antibiótico se usa para tratar la paroniquia?

El tratamiento de la paroniquia depende de la extensión de la infección. Si se diagnostica a tiempo, la paroniquia aguda sin absceso, puede ser tratada de forma no quirúrgica, y bastaría con la aplicación de ungüentos antibióticos de venta libre. Pero, si se ha desarrollado un absceso, entonces será necesario llevar a cabo un procedimiento de drenaje. Una vez realizado este proceso, el médico tratante podrá prescribir un tratamiento basado en fármacos. Entre los antibióticos para tratar la paroniquia más comunes se encuentran: la penicilina antiestafilocócica o cefalosporina de primera generación, que generalmente resultan eficaces; también, los profesionales de la salud suelen prescribir clindamicina y amoxicilina-ácido clavulánico, que en muchos estudios han mostrado ser apropiados.

5 remedios caseros para la paroniquia

1.- Sal y agua caliente. Remojar la zona afectada en agua caliente mezclada con sal durante 15 minutos, dos o tres veces al día; este procedimiento reduce el dolor y la inflamación causada por la enfermedad. Ayuda a eliminar el pus de las ampollas.

2.- Vinagre de manzana. Toma en cantidades iguales vinagre de sidra de manzana y agua caliente; Mezcla bien y  pon en remojo las uñas infectadas en la solución preparada durante 30 minutos. El vinagre de manzana es un popular remedio casero para la paroniquia, conocido por tener un efecto inhibitorio de la infección por levaduras.

3.- Aceite de orégano y aceite de oliva. Realizar una mixtura de aceite de orégano, que es un agente antifúngico, con aceite de oliva en una relación de 2 partes a 1 y aplicar esta loción a la zona infectada una vez al día durante dos semanas.

4.- Polvo de cúrcuma. En condiciones agudas de paroniquia, empapa un paño de algodón en agua caliente mezclada con polvo de cúrcuma y ata alrededor de la zona infectada durante 2 semanas.

5.- Aceite de oliva y aceite de árbol de té. Toma cantidades iguales de los ingredientes y mezcla bien. Sumerge y masajea suavemente durante 15 minutos la zona afectada. Las propiedades anti-bacterianas del aceite de oliva inhiben el crecimiento de las bacterias responsables de la infección de la piel y también evita que la infección se propague. El aceite de árbol de té es antiséptico, antifúngico y antibacteriano por naturaleza; esta es una mixtura es un remedio casero para la paroniquia muy utilizado.

¿Qué es la paroniquia candidiástica?

Se trata de una forma de paroniquia que es provocada por la levadura Candida albicans, la cual se diferencia de la forma bacteriana porque siempre involucra el pliegue proximal de la uña; la paroniquia candidiástica se puede presentar en dos tipos: aguda y crónica. Las formas agudas afecta a sólo una uña. La paroniquia candidiástica crónica normalmente implica más de un pliegue de la uña proximal. Esta forma de paroniquia es más frecuente en las personas que se dedican a trabajos en los que predominan los entornos húmedos, tales como servidores en restaurantes, lavavajillas o personas que con frecuencia tienen sus manos en el agua.

¿Cómo curar la paroniquia en el dedo gordo del pie?

Esta es una de las zonas donde la paroniquia tiene mayor prevalencia y probable que sea la más dolorosa; para curar la paroniquia en el dedo gordo del pie, realiza el siguiente tratamiento:

  • Remoja el dedo afectado 3 a 4 veces al día en agua caliente; esto ayuda a reducir el dolor y la hinchazón.
  • Dependiendo de la severidad que presente, se te será prescrito o bien la aplicación de cremas o ungüentos antibacteriales o la administración vía oral de antibióticos.
  • En caso que la paroniquia esté originada por hongos, deberás aplicar pomadas antifúngicas.
  • Si tienes abscesos con pus, será necesario realizar un procedimiento de drenaje.

¿Cómo se hace un drenaje de paroniquia?

  • Remoja el dedo infectado en agua caliente mezclada con una cucharadita de sal por al menos 15 minutos; seca el dedo una vez que haya terminado.
  • Utilizando un extractor de aguja esterilizado, realiza una pequeña punción y presiona desde la parte posterior de la infección para que salga el pus. El drenaje de paroniquia debe ser realizado con cuidado para evitar que los tejidos circundantes se rompan.
  • Drena con cuidado y poco a poco el pus y limpia cualquier exceso con un algodón empapado en solución salina. Una vez que drene todo el pus y sangre, limpia la herida y aplica una pomada antibiótica.
  • Cubre la herida con una gasa esterilizada; cambia el vendaje dos veces al día o cada vez que veas cualquier fuga.

¿Qué pomada usar para la paroniquia?

Al tener la paroniquia un origen bacteriano, su tratamiento va a implicar el uso de productos antibióticos. Dependiendo de la severidad del caso, podría ser suficiente un tratamiento basado en la aplicación tópica de cremas o ungüentos antibacteriales cuyo ingrediente activo incluya flucloxacilina o eritromicina; también suelen ser prescritas pomadas para la paroniquia con características antibióticas como el ácido fusídico. Si al cabo de unos días el tratamiento tópico no muestra mejoría, el médico, luego de realizar una examinación del área afectada, pudiera prescribir un tratamiento de administración de antibióticos vía oral. En caso que el origen de la paroniquia tenga un origen fúngico, el tratamiento estará basado en la aplicación tópica de cremas con propiedades antifúngicas.

¿Sufres de infecciones por hongos crónicas? ¿Estás cansado de probar un tratamiento detrás del otro pero no ves grandes resultados? ¿Te sientes frustrado, la picazón, el ardor y el dolor han estado arruinando tu calidad de vida desde hace tiempo? Continúa en: Sistema para controlar y erradicar las Infecciones por hongos sistémicas sin medicamentos »

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “El ABC de las infecciones por hongos”, un libro de lectura IMPRESCINDIBLE para todas las personas aquejadas de infecciones por hongos y con el que serás capaz de:

  • Conocer los tipos de tratamientos y medicamentos disponibles para las infecciones por hongos.
  • Aprender a curar las infecciones por hongos con remedios caseros que !ya tienes!
  • Conocer la prueba casera para el Autodiagnóstico de las infecciones por hongos.
  • Aprender cómo eliminar las infecciones por hongos para siempre.