Intertrigo: Causas, Síntomas, Tipos, Tratamiento y Remedios

¿Qué es el intertrigo?

El término intertrigo, o dermatitis intertriginosa, se refiere a un tipo de erupción inflamatoria que aparece entre los pliegues de la piel. Típicamente se desarrolla en áreas que están en contacto todo el tiempo, en presencia de rozamiento y humedad; por ejemplo las axilas, debajo de los senos y los dedos de los pies. A estas áreas se les conoce como zonas intertriginosas.

En general las áreas más afectadas por el intertrigo son:

  • Entre los dedos del pie
  • En las axilas
  • En el interior de los muslos
  • En la ingle
  • Debajo de los senos o el vientre
  • En el pliegue del cuello
  • Entre las nalgas

Síntomas: ¿cómo luce el intertrigo?

Los principales síntomas de esta condición incluyen:

  • Erupción de color marrón rojizo o rojo, que muestra un patrón casi idéntico en ambos lados del pliegue
  • Rash o picazón en la piel
  • Mal olor
  • Piel crujiente, agrietada o escamosa
  • Ardor, prurito y dolor en las áreas afectadas
  • Supuración
  • Inflamación prominente (signo de infección secundaria)

Nota: Si una persona desarrolla varios de estos síntomas y sospecha del intertrigo, debe consultar a un médico lo antes posible.

Causas

Al ser una condición inflamatoria de la piel, el intertrigo puede ser causado y agravado por muchos factores. Los más comunes son:

  • La humedad
  • El calor y la sudoración excesiva
  • La falta de circulación del aire
  • La fricción entre los pliegues de la piel
  • El contacto con la orina y las heces

Sin embargo, en muchas ocasiones el problema surge, o se complica, debido a la presencia de varios microorganismos, incluyendo levaduras, hongos dermatofitos y bacterias. Desafortunadamente, la calidez y humedad de los pliegues crean un entorno perfecto para la proliferación de estos gérmenes, lo que conduce a una infección cutánea secundaria en la mayoría de los casos. El intertrigo candidiásico es un buen ejemplo de esto, de hecho la Candida ha sido considerada como el hongo más estrechamente relacionado con la dermatitis intertriginosa. Según una publicación [1] de la Asociación Americana de Médicos de Familia, las personas que usan ropa, guantes y calzados oclusivos, que tienen obesidad, padecen de sudoración excesiva (hiperhidrosis), tienen incontinencia, diabetes mellitus o un sistema inmune debilitado, son más susceptibles al intertrigo candidiásico.

En adición, el intertrigo también puede estar asociado con reacciones alérgicas causadas por el uso de ciertos medicamentos y el contacto con productos químicos.

Factores de riesgo

Una persona es más propensa a desarrollar intertrigo si:

  • Es obesa
  • Tiene diabetes
  • Tiene una férula, un dispositivo ortopédico o prótesis
  • Está expuesta al calor y la humedad, especialmente durante los meses de verano

La fuente especializada SkinSight [2] sugiere otros factores de riesgo a tener en cuenta:

  • La incontinencia (urinaria, fecal)
  • La sudoración excesiva
  • La falta de higiene
  • La desnutrición
  • La psoriasis

Por su constitución física, los bebés también están en mayor riesgo de desarrollar el intertrigo, o dermatitis del pañal.

Ciertas actividades físicas, como montar en bicicleta o correr, producen movimientos repetitivos y fuerzas de fricción que pueden dañar la piel.

Por otra parte, los hombres son propensos al intertrigo inguinal debido a la oclusión producida por los genitales externos masculinos.

Tipos de intertrigo

Intertrigo inguinal

Como su nombre indica, se desarrolla en los pliegues de la ingle. La sudoración, el calor y la fricción suelen ser factores de riesgo muy comunes, además de las infecciones fúngicas en dicha área. La tiña inguinal, típicamente causada por los hongos Epidermophyton floccosum y Tricophyton rubrum, es una infección cutánea muy frecuente en casos de intertrigo inguinal. Se caracteriza por una erupción roja y picor intenso en la entrepierna. Es una infección contagiosa que se puede transmitir de persona a persona mediante el contacto directo.

Intertrigo interdigital

El intertrigo que surge entre los dedos de los pies puede variar desde una irritación leve y asintomática, hasta un eritema intenso con descamación. Por lo general la persona siente ardor y dolor entre los dedos, pero algunos casos severos pueden presentar secreción purulenta, erosión, mal olor e incluso incapacidad para caminar. Una infección secundaria común es el pie de atleta (tinea pedis).

Intertrigo submamario

Como es de esperar, este tipo de intertrigo es más frecuente en las mujeres que en los hombres. La zona debajo de los senos está muy expuesta a la fricción y la sudoración, especialmente durante los meses de verano o mientras se practica alguna actividad física. La piel submamaria es propensa a la proliferación del hongo Cándida, de ahí que la candidiasis sea una infección frecuente en estos casos de intertrigo.

Intertrigo genital

La sensibilidad que caracteriza a la piel genital, unida a la humedad, el calor, la fricción con la ropa interior, la presencia del vello y el contacto con la orina, propicia la colonización de bacterias y hongos, así como la irritación de los pliegues genitales.

Diagnóstico

Quiz: ¿Padeces de candidiasis?

Realiza este cuestionario y descubre cuán probable es que padezcas de una infección por hongos candida.
> Sí, quiero saber >

El diagnóstico del intertrigo y sus infecciones secundarias suele basarse en las manifestaciones clínicas. Las características de las lesiones intertriginosas (erosiones, vesículas, pústulas, pápulas) pueden indicar el tipo de trastorno presente. El análisis de muestras de la piel mediante biopsia no suele ser necesario, ya que la histología del intertrigo no muestra rasgos característicos.

Si se sospecha de una infección bacteriana secundaria, se debe realizar un cultivo o un examen con luz de Wood. También se puede indicar el examen citológico con hidróxido de potasio para diagnosticar infecciones fúngicas secundarias.

Aquellos pacientes que no responden al tratamiento después de ser diagnosticados con intertrigo deben ser reexaminados en busca de otra afección dermatológica primaria o secundaria, que pueda parecerse al intertrigo. Por ejemplo, la dermatitis seborreica [3] y la psoriasis vulgaris inversa pueden tener presentaciones similares a esta condición.

Tratamiento

El enfoque común para el tratamiento del intertrigo, especialmente en los bebés, suele ser simple. Por lo general se sugiere el uso de polvos absorbentes, como el talco y el almidón de maíz, o cremas de barrera. Sin embargo, a veces estos tratamientos tópicos tienen poco o ningún efecto, e incluso pueden causar más irritación y facilitar la colonización de las levaduras.

Dependiendo del tipo, la intensidad y las infecciones asociadas, el tratamiento médico para el intertrigo incluye:

Intertrigo simple

  • Agentes de acción absorbente, tales como talco o almidón de maíz; loción tópica esteroidea leve (hidrocortisona al 1%) en casos de inflamación predominante.

Intertrigo con infección secundaria bacteriana

  • Antibióticos tópicos u orales

Intertrigo con infección secundaria por levaduras

  • Antifúngicos tópicos (imidazoles, alilaminas, ciclopirox); antifúngicos orales en caso de que los tópicos no sean efectivos (fluconazol [Diflucan], orraconazol [Sporanox])

Intertrigo con infección secundaria por hongos

  • Antifúngicos tópicos (imidazoles, terbinafina [Lamisil], ciclopirox); antifúngicos orales si la terapia tópica no es efectiva (terbinafina, itraconazol)

Intertrigo complicado por eritrasma

  • Eritromicina oral o tópica

Como recomendación adicional, los pacientes deben usar ropa ligera para permitir la circulación del aire (preferiblemente de algodón); deben evitar las prendas de nylon y otras fibras sintéticas. Los pacientes obesos también deben considerar la pérdida de peso para reducir el tamaño de los pliegues.

Medidas de prevención

La mayoría de las medidas preventivas implican reducir el contacto piel a piel y mantener el área seca. Entre las más importantes se incluyen:

  • Usar prendas / ropa interior holgada y suave; si es posible, no usar ropa interior durante la noche.
  • Perder peso si la persona tiene sobrepeso u obesidad.
  • Evitar las actividades que impliquen un exceso de sudoración.
  • Bañarse después de realizar ejercicio.
  • Usar zapatos que dejen los dedos al aire libre.
  • No usar jabones u otros productos químicos fuertes para el aseo personal.
  • Usar sujetadores con buen soporte.
  • Cambiar los pañales con más frecuencia en niños con dermatitis del pañal.

Tratamiento natural: 7 remedios caseros para el intertrigo

Los siguientes remedios naturales poseen un gran efecto curativo y antiséptico sobre la piel, de ahí que sean efectivos para eliminar la irritación del intertrigo y combatir posibles infecciones secundarias.

1. Mezcla de aceites esenciales

La siguiente mezcla de aceites esenciales ayuda a calmar la piel irritada, disminuye cualquier inflamación, combate la picazón y mata los hongos. Solo debes agregar los ingredientes en un recipiente o frasco de cristal, mezclar bien y aplicar sobre los pliegues afectados tres veces al día.

  • 20 gotas de aceite esencial de hierbabuena
  • 20 gotas de aceite esencial de manzanilla Matricaria
  • 40 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 40 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 120 gotas de aceite vegetal de nigella (comino negro)

2. Pasta de cúrcuma

La cúrcuma tiene una amplia gama de beneficios para la salud, incluyendo propiedades antifúngicas y antiinflamatorias. Mezcla 1 cucharada de polvo de raíz de cúrcuma con 1 cucharada de agua de rosas hasta formar una pasta ligera. Aplica bien sobre las erupciones del intertrigo y deja que se seque naturalmente durante 1 hora. Para finalizar enjuaga con abundante agua y seca con una toalla limpia. Es recomendable repetirlo 2-3 veces todos los días.

3. Enjuagues con manzanilla

La manzanilla es otro remedio muy efectivo para calmar la irritación y el picor de la piel, no solo en casos de intertrigo, también es efectiva para la dermatitis seborreica, el eczema, las ampollas, etc. Pon a hervir 1 taza de agua con un puñado de hojas secas de manzanilla. Deja que hierva a fuego lento durante 3 minutos. A continuación separa la infusión resultante de las hojas; usa el líquido para enjuagar la piel irritada y luego aplica una capa de hojas durante 30 minutos. Repite 2 veces al día.

4. Enjuague con vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana orgánico y sin refinar posee propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antifúngicas. Se ha comprobado que puede ser un tratamiento casero excelente contra el intertrigo. Toma media taza de agua tibia, agrega 5 cucharadas de vinagre y revuelve bien. Puedes usar la mezcla para enjuagar los pliegues de la piel o aplicar a toques con ayuda de una bola de algodón. Deja actuar durante 15-20 minutos y luego enjuaga con agua

Algunas personas prefieren aplicar el vinagre de sidra de manzana puro, pero esto puede resultar demasiado fuerte para la piel sensible.

5. Mascarilla de aloe vera

El aloe vera tiene un poderoso efecto calmante sobre la piel irritada. Calma la picazón, el ardor, el enrojecimiento, y favorece la recuperación en pocos días. Toma una hoja de aloe vera y empápala en agua fría durante 10 minutos. A continuación corta un trozo de la hoja y extrae todo su gel natural. Aplica una capa generosa de este gel frío sobre los pliegues de la piel con intertrigo y déjalo actuar por 10-15 minutos. Luego enjuaga con agua y seca con una toalla limpia. Repite el procedimiento 2-3 veces al día.

En el siguiente video te sugerimos una receta muy sencilla para elaborar un gel de ducha de aloe vera con propiedades antisépticas y curativas.

6. Solución de sal

La misma sal que usamos en nuestra cocina puede ayudar a curar el intertrigo naturalmente. Varios estudios han encontrado que la sal puede eliminar la proliferación de hongos, manteniendo la piel seca y desinfectada. Cabe señalar que este remedio puede causar ardor temporal.

Toma una taza de agua tibia, agrega 3 cucharadas de sal no yodada y revuelve bien hasta que la sal se haya disuelto por completo. Enjuaga el área afectada varias veces con esta solución y después de 10 minutos vuelve a enjuagar con agua limpia y fría. Seca con una toalla limpia y aplica una crema hidratante. Repite todos los días para ver mejores resultados.

7. Cataplasma de harina de avena

Gracias a sus nutrientes, la avena es ideal para calmar la irritación, la picazón y la irritación causada por el intertrigo. Toma 3 cucharadas de harina de avena, agrega 2 cucharadas de agua de rosas y 1 cucharadita de aceite de lavanda. Mezcla bien para hacer una pasta espesa y aplícala sobre los pliegues para dejar actuar durante 15 minutos. Luego enjuaga con agua fría y seca dando ligeros toques. Repite todos los días para ver una recuperación mucho más rápida. (En caso de no tener harina de avena, se puede obtener fácilmente triturando hojuelas de avena en una batidora o procesador de alimentos)

Fotos/Imágenes de intertrigo

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¿Cuáles son los tipos de intertrigo más comunes?

  1. Intertrigo inguinocrural: se manifiesta en la zona de la ingle y la entrepierna.
  2. Intertrigo submamario: es muy común en mujeres y nace en la parte inferior de los senos.
  3. Intertrigo axilar: se manifiesta en los pliegues de piel debajo de las axilas.
  4. Intertrigo interdigital: se manifiesta entre los espacios de los dedos, típicamente los dedos de los pies.

¿Qué es el intertrigo candidiásico?

El intertrigo candidiásico es una afección fúngica que se desarrolla en los pliegues debido a la proliferación del hongo Cándida, el cual habita de manera natural en nuestro cuerpo. Este tipo de hongos se puede reproducir de manera desproporcionada por distintos factores y condiciones, por ejemplo en presencia de mucha humedad, calor, fricción, falta de higiene. Las personas obesas y los bebés que usan pañal son más propensos a sufrir esta condición.

Las áreas más susceptibles al intertrigo candidiásico son las axilas, la ingle, los dedos de los pies, los glúteos, la entrepierna y debajo de las mamas.

¿Qué es el intertrigo perianal?

Se conoce como intertrigo perianal a la erupción que se produce en presencia de la infección por levaduras y hongos (dermatofitos) llamada tiña crural, la cual puede abarcar toda la zona genital, perineal y perianal. Específicamente en el área perianal, se ve afectada el área del ano y sus alrededores. Este problema es más común en los hombres que en las mujeres, ya que el hombre tiende a sudar más en sus genitales que la mujer; adicionalmente, los hombres tienden a realizar una mayor actividad física, de ahí que estén más expuestos al calor excesivo y la sudoración durante el día.

¿Qué es el intertrigo micótico?

El intertrigo micótico es el tipo de intertrigo provocado por una infección por hongos en la piel. Típicamente los hongos prefieren desarrollarse en zonas húmedas y cálidas, por eso la condición aparece en los pliegues, principalmente en las axilas, la ingle, debajo de los senos y entre los dedos (pliegues cutáneos intertriginosos). Los principales síntomas del intertrigo micótico son el enrojecimiento, la formación de pequeñas ampollas y la picazón intensa.

¿Cuál es el especialista que diagnostica y trata el intertrigo?

En general el intertrigo puede ser diagnosticado por la mayoría de los médicos mediante una inspección visual, pero el especialista capacitado para confirmar el diagnóstico e indicar el mejor tratamiento es el dermatólogo.

¿El intertrigo puede causar complicaciones?

En los casos que no son tratados de forma correcta, la erupción causada por el intertrigo puede agravarse y deteriorar seriamente el área de piel afectada. Si la persona presenta una infección secundaria, ya sea fúngica o bacteriana, que permanece sin recibir tratamiento, el intertrigo sí puede complicarse y ser difícil de curar.

Para evitar complicaciones también es importante descartar que la lesión no se deba a otras condiciones de la piel que se asemejan al intertrigo, pero cuyo tratamiento es diferente.

De manera general, si la persona sigue las orientaciones de su médico y está dispuesto a cambiar ciertos hábitos que pueden predisponer al intertrigo, el pronóstico es bastante bueno.

¿Cuáles son las mejores cremas para el intertrigo?

Las cremas tópicas por excelencia para tratar y curar las erupciones del intertrigo son las que contienen óxido de zinc (Sudocrem, Desitin). Estas se deben aplicar con una toalla de papel y no con los dedos directamente. La vaselina también es una solución de uso frecuente para proteger la piel.

En muchos casos suele ser necesaria la aplicación de cremas esteroideas suaves (hidrocortisona al 1%) y cremas antifúngicas (miconazol, terbinafina, ciclopirox, ketoconazol, entre otras).

¿El intertrigo es contagioso?

El intertrigo no es contagioso, no puedes obtenerlo de otra persona. Sin embargo, las infecciones fúngicas que se asocian con esta condición sí pueden trasmitirse de una persona a otra en determinados casos.

Te puede interesar: Hongos en los senos y nalgas: ¿Por qué salen?

¿Sufres de infecciones por hongos crónicas? ¿Estás cansado de probar un tratamiento detrás del otro pero no ves grandes resultados? ¿Te sientes frustrado, la picazón, el ardor y el dolor han estado arruinando tu calidad de vida desde hace tiempo? Continúa en: Sistema para controlar y erradicar las Infecciones por hongos sistémicas sin medicamentos »

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “El ABC de las infecciones por hongos”, un libro de lectura IMPRESCINDIBLE para todas las personas aquejadas de infecciones por hongos y con el que serás capaz de:

  • Conocer los tipos de tratamientos y medicamentos disponibles para las infecciones por hongos.
  • Aprender a curar las infecciones por hongos con remedios caseros que !ya tienes!
  • Conocer la prueba casera para el Autodiagnóstico de las infecciones por hongos.
  • Aprender cómo eliminar las infecciones por hongos para siempre.